Munición y equipamiento

Escogiendo el calibre de nuestra arma de aire comprimido.

Tras más de 60 años fabricando carabinas y munición para armas de aire comprimido y posicionándose actualmente como el mayor fabricante mundial de balines, Gamo ha sido testigo generación tras generación de la duda más planteada tanto por expertos del sector del aire comprimido como por aficionados: ¿Cuál es el mejor calibre? La respuesta a dicha pregunta es mucho más básica y razonable de lo que podríamos imaginar: Todos, y a su misma vez ninguno. Nuestra elección siempre dependerá de nuestra intención de uso y necesidades.

Cuando nos decidimos a comprar nuestra primera arma de aire comprimido, por lo general solemos dudar entre los calibres más comunes – 4,5mm (.177) 5,5mm (.22) y en menor medida 6,35mm (.25) debido principalmente a la disponibilidad de munición en cualquier armería. Cualquiera de estos tres calibres es una garantía de satisfacción si nuestra intención de uso no está del todo definida. En caso de tener una idea clara del uso que vamos a hacer de nuestra arma de aire comprimido, recomendamos la lectura de las siguientes recomendaciones:

Calibre 4,5mm (.177): Probablemente se trate del calibre más popular y vendido de todos los tiempos. Podemos afirmar que es el calibre más preciso en términos generales, dado que proporciona una trayectoria muy plana a media y larga distancia. Su poco peso requiere de menor potencia para lograr el mismo (o incluso mejor) resultado que sus equivalentes en 5,5 y 6,35mm, por lo que se utiliza tanto para pistolas y pequeñas carabinas de C02 como para carabinas de mayor tamaño y potencia destinadas al tiro de precisión.

Calibre 5,5mm (.22):
Siguiendo de cerca al calibre 4,5mm en términos de popularidad, este calibre ofrece un rendimiento sutilmente inferior a larga distancia, dado que su mayor peso –a igualdad de potencia- acentúa el efecto parábola a la hora de disparar, sin embargo, ofrece mayores prestaciones a la hora de cazar pequeños animales como pájaros, ardillas y otros pequeños roedores. Solemos recomendar el uso de un calibre 5,5mm a aquellos tiradores que realicen un uso mixto de su carabina, obteniendo un resultado más que aceptable tanto practicando tiro de precisión como abatiendo pequeñas alimañas.

Calibre 6,35 mm (.25):
Se trata del mayor calibre dentro del conjunto de calibres más populares, utilizado principalmente para la caza de alimañas de mayor tamaño tales como mapaches o coyotes. El calibre 6,35 requiere de armas con mayor potencia para garantizar un disparo certero a medias y largas distancias.